Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Acerca de la promocion del cine (5): Todos los balances de fin de ano

Articulo

enero 9th, 2014cultura, pirateríaMildemonios 12 Comments
Acerca de la promocion del cine (5): Todos los balances de fin de ano

A estas alturas ya debería de haber harto claro que la película más vista en salas peruanas en el 2013 no fue una película de Hollywood, sino una película peruana.  Y digo que debería de haber quedado claro, porque un montón de gente lo ha comentado.  Así que a estas alturas creo que ya no hace falta entrar en detalles.  Es más, de pasadita vean lo que nos arroja el Google Trends acerca de cuánto buscaba la gente “asu mare” (azulito) en Google durante los 12 meses del año pasado, comparado a la frecuencia de búsquedas de “cementerio general” (rojito) y de “hobbit” (amarillo).  Como podrán ver, incluso un estreno típico hollywoodense no generó más interés que esas dos películas peruanas, lo cual no es prueba de nada, por cierto.  Pero tú sigue diciendo que la mente de los peruanos ha sido lavada por intereses internacionales para asegurarse de que nunca nos gusten películas hechas aquí.  O algo así.

asumare01

Ni qué decir de que en la lista deas diez películas que más fueron vistas en las salas peruanas hay dos películas peruanas.  Esto es total y completamente imposible en el mundo de relaciones oscuras descrito por los que aseguran que la única manera de equilibrar las cosas y de que los peruanos veamos películas peruanas es obligándonos a ir a verlas.  Algo que estamos viendo que no es necesario.

No importa de qué bando estés, es hasta infantil negar que el 2013 fue el año que el cine peruano cambió (y el de otros países cercanos).  Desde los cambios institucionales que hubo en el Ministerio de Cultura hasta la manera distinta como ahora entendemos lo que hay que hacer para promover que en el Perú haya una industria de cine.  En el 2012, por ejemplo, los que sueñan con el día en el que el Estado intervenga en el mercado del cine a su favor tenían un discurso que hoy en día ya no es válido.  La realidad se encargó de dejarlos sin cara para repetir que las salas de cine en el Perú *nunca* pasarán una película peruana en horario estelar por más de una semana.  Decían que era porque había una conspiración o algo por el estilo.  Un trato “secreto” entre las distribuidoras que traen películas norteamericanas y las exhibidoras.  Durante el 2013 quedó establecido que lo que varios sosteníamos era más bien lo que sucedía: Que ambos grupos lo que quieren es hacer dinero.  Y que si la opción de pasar una película peruana era pasar algo que al público simplemente no le interesa, preferirían pasar cualquier otra cosa.

Entonces llegaron Asu Mare y Cementerio General y nos demostraron a todos cómo son las cosas.  Que bien que pueden pasar películas peruanas todo lo que haga falta, siempre y cuando sea material que al público le interese.

Pero como la intención final de cierta gente no es plantear un escenario en el que el cine peruano crezca, sino ver la manera de que el Estado intervenga, de inmediato varían su discurso.  Nunca aceptan que hayan estado equivocados, sino que simplemente saltan al corolario y ahora el rollo es que si no fuese por esa ley de intervención en el mercado que teníamos en las épocas del gobierno militar, nunca se habría gestado una generación de cineastas.  Y que eso justifica una nueva ley ahora que nuevamente plantee esa intervención y nuevamente nos quiera obligar a ver material en los cines y pagar por algo que no queremos ver.

Más allá del interesantísimo experimento antropológico que es monitorear qué es lo que sucede cuando partes de una conclusión predefinida (“hace falta intervención”) para de eso armar una estructura de argumentación, en vez de lo que nos enseñaron en nuestras clases de lógica sobre cómo se argumenta (partir de la evidencia para sobre la base de eso sacar conclusiones), está el detalle de que el mercado del cine en el Perú es claramente imperfecto y que necesita que el Estado haga algo para solucionar problemas específicos.  No obligarnos a ver algo que no queremos ver.  Con esto último no se solucionan los problemas de fondo ni por asomo.  Se trata de aplicar lo que en otros países ya están haciendo: Dar incentivos para atraer inversión a una industria aún incipiente.

Como por ejemplo, un Indecopi que realmente sepa defender los derechos de propiedad intelectual de las películas peruanas, de tal manera que se pueda asegurar que las ganancias que se puedan obtener de invertir en un proyecto cinematográfico no se vean reducidas por el campeo de la piratería en el Perú.

(Dibujito de arriba: http://mctempletons.blogspot.com)

'12 Responses to “Acerca de la promocion del cine (5): Todos los balances de fin de ano”'
  1. Víctor Paredes dice:

    Mildemonios, ya pues, no mires el dedo que señala la luna. Mi fuente es lo que escribió Ricardo Bedoya en el siguiente enlace, y quien es uno de los que más sabe de cine en el Perú: http://paginasdeldiariodesatan.blogspot.com/2008/05/el-cine-peruano-y-sus-espectadores-en.html
    y de aquí: http://blog.cinencuentro.com/post/47998864185/asu-mare-top-ten-peliculas-peruanas-mas-vistas
    Ya, no te parecen fidedignos. Ya, “La fuga del chacal” no fue la segunda más vista, fue la cuarta o quinta (yo recuerdo el fenecido cine Latino del Rimac repleto matineé, vermouth y noche). Tampoco se cae mi argumento por eso. Porque “La fuga del chacal” fue muy, muy comercial.
    Te vas por la tangente y no asumes que te equivocaste en varias de tus afirmaciones. Ver los créditos finales era para comprobar la injerencia pública en las producciones iberoamericanas. Y menos se cae este axioma por “comprobar” que “La fuga del chacal” no es la segunda más vista del cine peruano.
    Saludos

    • Mildemonios dice:

      Victor: No, no es trivial. La información en la que te estás basando es crucial para darle solidez a tus conclusiones. Y en este caso ahora entiendo por qué dices lo que dices. Estás seguro que te quieres basar en la información de Bedoya? Alguien que hace un par de años decía que no era posible que una película como Asu Mare exista? Que nunca jamás un peruano podría colocar una película peruana en las salas peruanas y competir con películas de Hollywood? Alguien que dice que está mal que planees tu estreno con un año de anticipación? Y te das cuenta de que esta data que me cuelgas es del 2008, no? Precisamente antes de que en el 2013 la realidad nos abriera los ojos y evidenciara que hay gente que nos estuvo haciendo creer tonterías? Y te das cuenta que para esa tabla de películas más vistas… tampoco da fuente, no? Estos son detalles cruciales cuando estás queriendo entender por qué las cosas suceden como suceden! No, no es irse por la tangente. Toda discusión seria parte de validar la data en la que nos estamos basando! Ahora, me dices que me equivoqué en mis afirmaciones? En cuál? Porque si se trata de justificar inventándome información (no como tú, sino como otros que estás citando), caray, yo también sé jugar ese juego. Pero prefiero no hacerlo, porque quiero llegar a una conclusión que sirva para algo.

      • Víctor Paredes dice:

        Mildemonios, deja tu animosidad contra Bedoya a un lado, que para pitonisos ni ustedes los economistas. Ya, se equivocó en varias cosas de lo que, según tú, afirmó. ¿O acaso insinúas que porque él fue el guionista de “La fuga del chacal” quiere meterse en una apócrifa lista de las más vistas del cine nacional? Interpreto nomás. Para mí, el cine peruano de los últimos 25 años ha tenido varios éxitos comerciales nacionales, y “Asu mare” fue el pico, pero ¿marca la tendencia? No lo creo, pues tu otro ejemplo favorito, “Cementerio general”, el mismo año del supuesto “boom”, sólo convocó a la quinta parte de asistentes, y “Pantaleón” (1999), otra taquillera en una lista que sí está respaldada, a la cuarta parte. Ahí se equivocó Bedoya, sí hemos tenido películas nacionales que en su momento fueron éxitos comerciales, e insisto que “La fuga del chacal” fue uno de ellos. La calidad ya es otro cantar.
        La cuestión aquí es que, nuevamente, no nos vayamos al otro extremo del espectro: Que no nos vendan la idea que con menos Conacine habrán más “Asu mare”. Con un Conacine menos argollero y limitado tendremos “Asu mares” y “Evangelios de la carne”. Quizás el éxito comercial de “Asu mare” tenga explicaciones psicoantropológicas, pero ese ya es otro cantar.
        P.D: Jeaunet no es belga, es francés, reconoce uno al menos.

        • Mildemonios dice:

          Victor:

          1. Animosidad? No tengo idea de lo que hablas. Yo estoy tratando a Bedoya como una fuente (dado que tú lo mencionaste). Y como tal, no es confiable, porque en el pasado ya le hemos ampayado demasiada información cuestionable. Simple. Si como persona te cae chévere, eso es otro asunto. Quieres pitonisos? Empieza por partir de fuentes confiables. Simple.
          2. Y no, lo siento. Si revisas información verdadera (no la que algunos pasan para restarle importancia a “Asu Mare”, porque eso implica aceptar que estuvieron hablando rocas por años), su éxito comercial es considerablemente superior a esos otros casos que mencionas. Considerablemente superior.
          3. Sobre si marca tendencia o no, eso es otro rollo y es el típico tema que lanzan porque no quieren hablar del tema de fondo: Por años dijeron que era imposible (IM-PO-SI-BLE) hacer una película peruana que desplace a películas de Hollywood, como sucedió en el 2013. Simple también.
          4. Hay detalles que hacen que las películas de Lombardi sean casos distintos al de “Asu Mare”, pero ése es otro rollo que es imposible analizar si sigues anclado en citar data que no es confiable.
          5. En todo caso, que no nos vayamos a los extremos? Ciertamente. Si te fijas en posts anteriores que he escrito del tema trato de aclarar textualmente ese detalle (de que no todas las películas en el Perú deben ser comerciales, sino que es importante reconocer que se pueden hacer!), porque siempre es el refugio final de los que no quieren aceptar lo más evidente.
          6. Otro detallito: Conacine era argollero no porque “los peruanos somos así”. Es porque estaba mal diseñado y generaba los incentivos para que sea argollero. En qué ha cambiado eso a lo que tenemos hoy en día?
          7. Ahora, sobre el éxito comercial de “Asu Mare”, no, no es otro cantar. Es el tema principal del post que estás comentando. Es EL cantar.
          8. No puse por ahí que efectivamente el director de Amelie era francés? Pensé que estaba en alguno de los comentarios anteriores. Sí, pues, me había confundido con otro director. Pero igual, si era coreano no afecta la argumentación. Si es que quieres llevar una conversación seria, claro. Si lo que quieres es te-ner-la-ra-zón, puedes decir que porque me equivoqué en ese detalle (pero lo acepté, a diferencia de otros), todo lo que diga es falso. O qué sé yo. Algo así.
          9. Sigo esperando en eso de que varias de mis afirmaciones son falsas. Te animas a exponer una que tenga que ver con el tema principal? O lo vas a dejar convenientemente ahí, no más.
          10. Ok, entonces “Amelie” tenía como fin ser comercial… Y?
          11. Ok, entonces “Amores perros” te parece a ti personalmente que retrata a la sociedad mexicana… Y?

  2. Víctor Paredes dice:

    Si estas dos nefastas películas, innegablemente taquilleras, son el cánon que debería seguir el cine peruano, según tú, los argentinos, mexicanos, colombianos y brasileños deben de sentir lástima cuando ellos tienen películas taquilleras que son superiores en calidad a las que usas como “modelo”. Como “Combate” y “Esto es Guerra” son la fórmula de éxito para nuestra alicaída TV, porque todo el mundo lo ve, generan industria del consumo y modelos culturales a seguir. Ahh ya, lo que importa es el spreading the money. Y si no te gusta no los veas.
    ¿Ahora van a decir que el libro de Jeremías Gamboa, que por cierto es irregular, es el modelo del nuevo boom literario latinoamericano? Bolaños y Caicedo, sacúdanse en su en su cripta.
    ¿Cómo sabes que es un dato irrefutable el “obligarnos a ver lo que no queremos ver”? Solamente porque poca gente va a ver las películas de Llosa, Fuentes León o Méndez significa que los peruanos no “queremos” ver esas propuestas? Hummm, y hablando de lógica.
    Sí muy de acuerdo con tu párrafo final.

    • Mildemonios dice:

      Victor, Carlos: Ah, es que ése es precisamente el problema. Que insisten en repetir que la propuesta es que SOLO se hagan películas como Asu Mare, algo que claramente no es lo que estoy diciendo. Lo que estoy diciendo es que Asu Mare demostró que se pueden hacer películas comerciales, algo que hace un año se insistía en que no era posible. Que no. Que no se iba a poder. Que era imposible. Ahora que se ha demostrado que estaban en la luna, tienen que variar su discurso de alguna manera. Algunos lo han variado a decir que… que… que… que se necesita intervención del Estado para que los jóvenes cineastas experimenten, que no es lo que decían hace un año. Otros, más rudimentarios, alteran el mensaje y atacan diciendo que lo que queremos es que solamente se hagan películas comerciales como Asu Mare.

      Que insisto, no es lo que estoy diciendo. De hecho, si se hubieran molestado en leer el post que están comentando, habrían visto que en el penúltimo párrafo digo que hace falta que el Estado intervenga. Pero bien, no a patadas como proponían esos que hace un año decían una cosa y ahora otra.

      Pero hey, para qué leer lo que estás comentando. Ni que quisiéramos tener una conversación seria sobre el tema para llegar a algo constructivo.

      • Victor Paredes dice:

        Mildemonios, entonces, ¿qué es lo comercial para tí? Si sólo es ventas, estamos mal. Si tiene que ver con otros mecanismos comerciales, publicidad, y hasta identidad cultural, es otro cantar. En Francia una película que tuvo gran éxito comercial fue “Amelie”, y vamos si comparas las temáticas y trabajo cinematográfico entre ésta y “Asu mare”, pues han una miguelangelesca diferencia. No vayamos tan lejos, “Amores perros” de México, que tuvo un arrollador éxito comercial en toda la regiòn, y hay también una diferencia de calidad frente a “Asu mare”. Los dos ejemplos que te he dado son dos películas con bastante inversión local, pero que trascendieron sus fronteras. “Asu mare” no va a trascender fronteras porque es muy localista y tiene todos los vicios que países con alta cultura cinemera no van a pasar por alto.
        Y te equivocas con eso de que “Asu mare” rompió esquemas comerciales en el cine peruano. Recuerda que la segunda más vista del cine peruano es “La fuga del chacal” de 1987!!!!! con casi un millón de personas y todas las desventajas existentes: desde la crisis económica hasta la escasez de salas de cines. Eso para mí, es mucho más meritorio y por qué no, otro modelo a seguir.
        Y un tip para tu e-book: las mejores películas iberoamericanas de la historia tuvieron una gran participación estatal. Concuerdo sí contigo en que es necesaria esa participación, pero a diferencia tuya, sí debería ser a cualquier buen proyecto cinematográfico, porque debe haber oferta para todos los gustos, ¿no?

        • Mildemonios dice:

          Victor: Por película comercial me refería a película que aspira a hacer dinero. Hace un par de años había un grupo de gente que empujaba la idea de que eso NO-ES-POSIBLE en el Perú, lo cual ha quedado demostrado que era falso. Esto, por supuesto, no quita que además promovamos que se haga también esas películas con identidad cultural que mencionas… Pero sin bloquear la opción de que hagamos películas comerciales también. Amelie no sé si sea buen ejemplo, porque primero que no la hizo un francés, sino un belga, y segundo que cuando salió fue duramente criticada en Francia… precisamente porque aspiraba a ser comercial. Amores perros tampoco me parece buen ejemplo, porque me parece la típica película manufacturada para ganar premios. A mí no me parece buena ni representativa de la cultura mexicana ni nada. Pues bien, si Asu Mare trasciende fronteras o no (algo que aún no sabemos si se podrá o no), eso es otro rollo y no quita que el argumento siga en pie: Se puede hacer películas comerciales en el Perú.
          Con respecto a la Fuga del chacal, me pasas esa fuente? No es la información que yo tengo.
          Sobre las mejores películas iberoamericanas… Quién dice? Cuál es tu fuente de eso también? Bajo qué criterio calificas una película como parte de “las mejores películas”?
          En todo caso, de eso justamente de trata. De promover diversidad. Cuando todo el cine peruano que se hacía dependía de Conacine, no había diversidad, porque siempre se premiaba el mismo tipo de proyecto. Si se hacía una película de terror era de bajísimo presupuesto. No es casualidad que recién cuando cambia el modelo es que se comienza a experimentar con otros géneros a mayor escala. Es por el modelo de promoción que se había aplicado aquí por tanto tiempo. Se generaba los incentivos para no intentar hacer algo distinto.
          Chévere poder conversar de esto sin estarse insultando!

          • Víctor Paredes dice:

            Mildemonios, creo que partimos de diferentes concepciones. Lo tuyo es incidir que CONACINE es un factor estatista que castra la innovación y diversidad cinematográfica peruana. Lo mio iba por lo estrictamente artístico cinemero. Que si Fellini hizo películas por amor al cine y no para “hacer dinero”, quien sabe. Pero si es tu fuente de vida es hacer películas por lo menos buscas ingresos a través de ella. Y si no, recibes financiamiento público-privado.
            Creo que el problema no es la institución en sí, sino la argolla de gente que está dentro de ella. Es como en las llamadas “islas de modernidad” del sector público. Ya, ahí te doy la razón, un monopolio así es nefasto para el desarrollo cinematográfico peruano. Pero tampoco nos vayamos al otro extremo: el de abrirle las puertas a lo estrictamente crematístico como el modelo que reemplace al de CONACINE porque eso también mata la diversidad cinemera. En el Perú hay muchos ejemplos de cine con fines estrictamente comerciales que van desde “No se lo digas a nadie” hasta “Mañana te cuento”. Es decir “Asu mare” no descubrió la pólvora como nos quieren hacer creer. Por eso tienen casi el mismo patrón. Aquí todo el cine es, y también busca ser, comercial, en este último caso por una cuestión de supervivencia.
            Totalmente de acuerdo con tu frase “la cuestión es promover diversidad”, pero eso no se hace ni desde un monopolio estatal argollero y que no tienen brújula, ni desde unos publicistas que la chuntaron en el momento justo.

            Y de seguro me dirás que voy por el ad hominem, pero tus réplicas respecto a “Amelie”, “Amores Perros” y tus dudas sobre la inversión estatal en las “mejores películas de Iberoamérica” me decepcionan un poco. J.P Jeunet, director de “Amelie, es francés, no belga. Y claro que fue criticada, pero ¿por quién? …. Eureka, sí por los ortodoxos de “Cahiers du cinéma”, muchos de los cuales no salen del canon de la Nouvelle vague. “Amelie” no aspiraba a ser comercial, su fin era ser comercial. Y un interesante cine comercial que tuvo pegada a nivel mundial. Quizás ahí tengamos una desavenencia en “qué es ser comercial”. De “Amores perros”, ya bacán, es un producto para ganar premios, pero …. fue un exitazo comercial en la región. Y yo sí creo que representa ciertos sectores de la sociedad mexicana: desde la pequeña burguesía (léase, clase media que aquí gusta tanto) hasta marginales. Claro, no es “Tizoc” (que de repente tienes en mente cuando señalas “cultura mexicana”), pero que se respira mexicanismo en gran parte de la trama, se respira. Y finalmente, me pides fuentes para corroborar la inversión estatal en películas iberoamericanas. Maestro, es que nunca me canso de recomendar a la gente que no se vaya de la sala de cine, ni apague el reproductor de DVD cuando acabe de ver un peli latinoamericana porque en los créditos sale quienes auspiciaron éstas. Hazlo y te llevarás tremenda sorpresa. ¿Que cual es mi criterio para mentar las mejores películas de iberoamerica? Yyyyyy …. no sólo tomo el criterio de críticos de cine, también de directores, actores, y películas que se usan en clases en las mejores escuelas de cine de AL, como la EICTV, la CCC mexicana o la ESCAC española. Saludos.

          • Mildemonios dice:

            Victor: No, aguanta. Tú has dicho que la segunda película más vista en el Perú fue La fuga del chacal. Eso es cifra, eso no es opinión. Eso no lo sacas de ver muchos DVD o de quedarse leyendo los créditos. Eso sale de un listado que coteja data. Cuál es tu fuente? O si no, todo tu rollo se cae.

  3. Carlos Enrique Díaz dice:

    una pena que en tu reducidísima visión del cine peruano, solo observes los azules y los rojos de la inversión, para tu triste cultura en países tan globalizados como Francia y Alemania, el Estado subvenciona de buena manera, obras fílmicas de gran calidad que no apuntan solo a llenar sus arcas (cosa difícil por sus diferentes temáticas) sino a dejarles algo de cine de avanzada, lastima que en un país como Perú hayan salido mequetrefes mercantilistas que piensen al cine como el arte de vender papas en un mercado, una pena

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
febrero 2017
L M X J V S D
« ene    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728