Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » A la larga la corrupcion no le conviene a nadie (3)

Articulo

diciembre 11th, 2009UncategorizedMildemonios 11 Comments

dsc00002

A todos nos revienta la corrupción.  Menos a los corruptos, por supuesto.  Hace apenas un par de meses los amigos del Instituto de Opinión Pública de la PUCP sacaron un sondeo acerca de la corrupción.  Ahí podrán ver en la página 4 que el 94% de los encuestados -o sea, casi todos- consideran que la corrupción hoy en día es un problema grave.  Pero apenas dos páginas después está el dato que me dejó preocupado.  Solamente el 22% consideró importante para la lucha contra la corrupción la participación de la ciudadanía en general.  Y claro, por eso es que estamos hasta el perno.

Como lo expone una de las comentaristas de este boletín de la PUCP, todos tenemos distinta valoración de nuestra dignidad.  Y eso no se mide en dinero.  Que una persona específica en un momento de dificultad y de necesidad extrema se venda por un monto determinado, mientras que otro que no se encuentra en esa situación extrema que se vende por el mismo dinero no quiere decir que ambos son igual de corruptos.  Claro, ambos deben ser calificados de inmorales.  Pero esa inmoralidad tiene niveles.  Esta valoración no se mide en dinero.

Como lo recuerda este documento del CIPE, antes de escribir la obra con la que se inicia la economía clásica, Adam Smith escribió un tratado de ética.  Eso no es casualidad.  La ética y la economía tienen una fuerte relación.  Mucho análisis económico moderno gira alrededor de la reducción de la ineficiencia que trae a una economía el riesgo del funcionario corrupto.  Eso a los peruanos nadie nos lo tiene que explicar.  Es una realidad que conocemos bastante bien.  Como lo comenta Francisco Belaunde en esta columna, un solo funcionario corrupto inicia un efecto dominó que después detener es complicado.  Por eso cuando se diseña el contexto en el que los funcionarios públicos operan, se tienen que considerar los medios por los cuales se minimiza la posibilidad de corrupción.

Después de todo, como opina una comentarista del boletín de la PUCP, la diferencia de si uno terminá corrompiéndose cuando llegue a una posición de poder viene de antes.  O sea, los ciudadanos ahora, sin poder en la mano, tenemos distinta predisposición a la corrupción dependiendo de muchas cosas.  Por eso es importante desde ahora fomentar más educación y reflexión sobre eso.  Por ejemplo.

Si vemos el índice de percepción de la corrupción de Transparencia Internacional habría que llorar.  Perú se encuentra en el puesto 75, detrás de países con fuerte tradición de inmoralidad política que mejor no menciono para no ofender a nadie.  Ahora chequeen los resultados de esta investigación que hizo Ciudadanos al Día, página 3.  Esos tres gráficos me parecen tan reveladores… Véanlo como una historia en tres actos.

Primer acto, la pregunta de si alguna vez un funcionario te ha pedido coima.  El 95% dice que no, el 5% dice que sí.  No pareec mucho.  Pero, ¿qué pasa con ese 5% (que serían poco más de 1,400,000 peruanos, si aplicamos el porcentaje al último censo del INEI)?

Segundo acto, a esa gente se le pregunta qué hizo al respecto.  El 55% cede y paga la coima.  Ya, pues.  Ahí está el problema.  Los funcionarios corruptos que piden coima existen, porque existe este 55% de ciudadanos que ceden.  Ahí no más ya estamos mal.  Es más, estamos pésimo.  Hace falta promover la idea de la directa relación que existe entre esto y la corrupción de más alto nivel.  Por eso uno de estos 55% llega a congresista y no ve nada malo en robar luz eléctrica o en pegarle un tiro al perro del vecino.  Pero agárrense que se viene más.

Tercer acto, ya te pidieron la coima y la pagaste o no. ¿Cuántos de los ciudadanos perjudicados fueron y lo denunciaron? Un lamentable y patético 8%.  Ahí está, pues.  Mientras ese 8% no crezca y se vuelva un avasallador mayor porcentaje estamos fregados.  Ni vuelta que darle.

Sobre todo porque el que ese porcentaje sea bajo hace que los mecanismos mismos para resolver esos casos de corrupción a veces no sean serios ni efectivos.  Lo digo por experiencia propia.  Recientemente hice una denuncia de corrupción en una asociación en la que estoy inscrito y la institución -a pesar de tener casi 100 años de existencia- simplemente no tenía los mecanismos para resolverlo.  Es más, no se resolvió nunca.  De hecho, tan bajo es el nivel de los encargados de la institución en cuestión, que ni siquiera he recibido una respuesta oficial, a pesar de yo haber insistido tanto al nivel de haber sido sancionado por insurgente.  O sea, se me termina sancionando a mí por insistir en una denuncia de corrupción -a pesar de yo contar con documentación que me respaldaba-, pero a los denunciados nunca se les tocó porque la institución está diseñada de esa manera.  Así es que se fomenta la corrupción y la inmoralidad.

Y claro.  Como al final solamente somos 0.4% de la población los que denunciamos los actos de corrupción (8% de 5%)… Los corruptos pueden estar tranquilos en sus puestos de poder siguiendo con sus malas prácticas.  Mientras ese 0.4% no crezca, estamos fregados.

'11 Responses to “A la larga la corrupcion no le conviene a nadie (3)”'
  1. […] bienestar.  Eso pasa por distintas disciplinas.  Por ejemplo, por la administración pública.  Como ya comenté en otros posts, hay tipos de corrupción que tenemos en el Perú que son consecuencia de que el marco en el que […]

  2. Mildemonios dice:

    Juan Carlos: Bueno, pertenecer a un partido político por sí solo no tiene nada de malo. El problema es pertenecer a uno que efectivamente defiende a gente corrupta.

    Samuel: Y si te digo que he trabajado alguna vez directamente con Ugeles? Entonces tengo permiso para hablar de la corrupción en el sector educación? Puedo?

  3. SAMUEL MORALES CHAVARRIA dice:

    AH! qué fácil es hablar desde sus comodidades. Porqué no se dan una vueltecita por la UGEL 01 y se enteran de lo que pasa con los profesores y allí sabrán lo que es corrupción en vivo y en directo. Analicen la RM 0295 que norma los aspectos del concurso y verán cómo todo se ha diseñado para favorecer a algunos. Y no hay que ser demasiado adivino para saber quienes son esos algunos.

  4. juan carlos lino leon dice:

    Pedro , extraordinaria idea pero no la podemos poner retroactiva por que sino las carceles explotan y el poder judicial colapsa, aunque esto quizas ya haya pasado y no nos hemos dado cuenta.
    Otro pesimo ejemplo para las generaciones venideras es pertenedecer a un partido politico y defender a los corruptos de la cofradia contra viento y marea a sabiendas que son culpables.

  5. juan carlos lino leon dice:

    Ironicamente cito a un periodista argentino que declaro en un noticiero : «somos uno de los paises mas corruptos del mundo pero no por eso nos vamos a sentir inutiles……….. al menos servimos de mal ejemplo». Valiente consuelo, che!!.
    Renatiux no te olvides de la meada en cualquier esquina y de la robada de toallas, cuadros y ceniceros de los hoteles.

  6. Pedroelescribidor dice:

    Solo hay una solución. CADENA PERPETUA O MÍNIMO 30 AÑOS, para todo aquel que robe al estado y/o saque provecho de su puesto para favorecer a terceros o para su propio provecho; Sin beneficios de ninguna clase (Incluidos los indultos).
    Claro que esa ley no la va hacer los otorongos del Congreso ni los de Palacio (y hasta de repente ni siquiera los medios de comunicación la apoyen), El único camino viable que veo es el Refendum: para aprobar una norma de esta naturaleza. Estoy seguro que miles harán cola para firmar los planillones.
    Al endurecer las penas, así todo aquel que ingrese a la política o a algún organismo del Estado lo pensará dos veces, y el que ya esta metido en cochinadas lo pensará mejor antes de continuar. Con penas de máximo 8 años con beneficios penitenciaros como ahora, pensar en cambiar las cosas es una utopía. Por ejemplo el que roba 1 Millón de Dólares y por ese motivo voy a San Jorge por tres años efectivos (36 meses) es como si por estar en ese penal recibiera 27,777 Dólares mensuales. ¿Cuántas personas irían con gusto al penal por 1/4 de ese “sencillo”?

    • Mildemonios dice:

      Juan Carlos: Nuestro deficiente sistema de administración de justicia es un mundo aparte de problemas. Yo diría que no importa si tienes razón o no. Total, se demoran tanto en emitir decisiones, que para cuando lo hacen, ya no es relevante.

      Servidor: Como soy parte de mi generación, estoy medio obligado a decir que sí. Que la solución es hacer crecer ese 0.4%. Y que masivamente no nos dejemos pisar.

      Renatiux: Totalmente de acuerdo. El mal ejemplo es una de las formas más fuertes por las cuales maleducamos a la siguiente generación. Cada uno de nosotros debería ser un modelo a seguir, para que la siguiente promoción la haga mejor.

      Pedro: Pero de qué nos sirve poner esa pena, si nadie denuncia? O si las denuncias se diluyen en el Poder Judicial?

  7. Renatiux dice:

    Desde este lado de la Internet y a estas horas no puedo acceder a los indices de percepción de la corrupción de Transparencia Internacional, ni siquiera puedo ver la página web de este organismo.
    En todo caso hay una gráfica interesante de estos indices aquí:
    http://en.wikipedia.org/wiki/File:World_Map_Index_of_perception_of_corruption_2009.svg

  8. Renatiux dice:

    Lamentablemente el efecto dominó no solo parte del funcionario corrupto, se inicia mas atrás. Probablemente este funcionario corrupto vio actuar de manera inmoral a sus padres, digamos que se metían en medio de una cola en lugar de ir al final de la misma y nadie los sacaba de ahí; o veía que sus padres tiraban envolturas al piso en la vía publica y no pasaba nada; o como suele suceder todos los días alguien te mete el carro y la policía no hace nada; y así seguro hay muchos ejemplos mas. Ahora, imaginemos lo que los hijos y demás gente joven – y quizás adulta también – alrededor de este funcionario aprenden al tomarlo como ejemplo.
    Entonces, ante esta conducta que sirve de modelo – mal modelo obviamente – como pretendemos encontrar funcionarios que no estén propensos a ser corruptos. La falta de educación, la que se aprende en casa no la instrucción en las escuelas, y de básicos valores cívicos generan este tipo de ciudadanos con escasa moralidad. Si quienes nos damos cuenta que esto ocurre tampoco hacemos nada por cambiarlo entonces todos somos cómplices y culpables de que estemos como estamos, así seamos del bendito 0.4% que mencionas.

  9. servidor dice:

    Estamos fregados, ya pues. Mejor ser optimista y seguir adelante con lo de uno; o como dices «crecer» este 0.4%

  10. juan carlos lino leon dice:

    Creo que fue Mario Vargas Llosa quien definio magistralmente el aparato judicial peruano diciendo que es «un sistema alucinante en el cual lo peor que te puede pasar es tener la razon», lamentablemente esto parece rezar para cualquier institucion.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
diciembre 2019
L M X J V S D
« Nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031