Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Desempleo y todo lo demas (9): El drama del joven que busca empleo

Articulo

diciembre 22nd, 2014educación, política, prensa y mediosMildemonios 1 Comments
Desempleo y todo lo demas (9): El drama del joven que busca empleo

Sigue la controversia alrededor del nuevo régimen laboral para jóvenes.  En otro post comentaba cómo aquellos que la critican diciendo que no hay evidencia o data para afirmar que flexibilizando la legislación laboral se fomenta que más gente sea contratada dentro del mercado formal están desinformando a la población.  Y que quizás haya otros problemas con esta ley, pero decir eso en especial -que no hay investigación al respecto- es mal periodismo.  Y de ahí sinceramente no sé cómo pretenden luego hacer periodismo de datos, si niegan la data que les es incómoda.

En todo caso, como lo explica Rosa María Palacios en su columna, esta ley pretende brindar un mínimo de beneficios laborales a un sector de la población que, de otra manera, no habría recibido ninguno.  En ese sentido, también están desinformando los que dicen que se le quiere quitar todos los beneficios laborales (mentira) a todos los jóvenes peruanos (también mentira).  En lo que sí creo que le están atinando los críticos de esta ley es que no hace mucho por promover la productividad de los jóvenes que entran a trabajar.  Y digo “mucho”, porque también es incorrecto que no se haga nada por este tema.

Verán, esta ley viene acompañada de otra iniciativa que ofrece una serie de beneficios a las empresas que hacen el esfuerzo de invertir en capacitación de los jóvenes que trabajan con ellos.  Aunque, claro, esto es solamente accesible para los que fueron contratados formalmente, así que ahí no más ya puedes ir viendo la necesidad de que cada vez el porcentaje de jóvenes contratados formalmente sea mayor.

Informalidad y productividad, esos son los dos puntos que debemos mantener en la mira.

“Ya, pero, ¿seguros? ¿Por qué mejor no abordamos todos los problemas de todos los peruanos al mismo tiempo? ¡Suena tan razonable!”

Ahora, uno de los problemas con la productividad es que el empresario, cuando sale al mercado a contratar gente que necesita con habilidades y conocimientos específicos, no los encuentra.  Pero como igual debe seguir operando, tiene que encontrar una solución.  Lo que suelen hacer muchas empresas es, entonces, contratar a lo que más se acerca al perfil de trabajador que necesitaba y entrenarlo por su cuenta.  En ese sentido, la empresa gasta de su dinero para capacitarlo o asume que le pagará un sueldo por unos meses mientras aprende dentro de la empresa misma, tiempo durante el cual además su productividad será más baja de lo que sería si tuviese el perfil deseado.

Esto sucede porque la educación superior en este país es malísima.  No solo en calidad, sino en contenido.  O sea, lo que los institutos técnicos y universidades ofrecen no suele estar de acuerdo a lo que el mercado laboral necesita.  Miguel Jaramillo, investigador de Grade, le ha dedicado tiempo al tema.  De hecho, es un economista que hace mucho tiempo ya había investigado el efecto que tiene el hecho de que el Perú tenga tanto sobrecosto laboral y cómo eso incrementa la informalidad laboral.  En este documento del 2004 te lo explica bien bonito.  Y por si acaso, las páginas 62 a 66 son la bibliografía.  Digo, para todos los periodistas que siguen repitiendo que en el Perú nadie ha investigado el efecto de la rigidez laboral en la informalidad. #digonomas

En todo caso, ahí pueden ver el drama bien clarito.  Algunas cifras útiles que por supuesto que caen del cielo, porque nadie investiga este tema y no hay evidencia de nada:

  • La demanda por trabajadores calificados ha crecido en 40% entre el 2004 y el 2012.  El número de graduados en esos mismos años creció en 34%.
  • Sin embargo, el 50% de las empresas más grandes del país reporta tener problemas para contratar personal calificado.
  • En el 2010 en el Perú casi dos tercios de los egresados de la educación superior entre los 22 y los 30 años se arrepienten en alguna medida de su decisión de estudio.

Entonces, ¿qué podemos hacer para solucionar esta situación? Primero, abordar una reforma de la educación superior, con una ley universitaria moderna que… Pucha, ese tren ya se nos fue.  Entonces, asegurarnos de que los jóvenes sepan en lo que se están metiendo.  No te vaya a pasar que estudias para una cosa y terminas en un puesto para el cual no estás preparado.  Algo así como…

 (Dibujito de arriba: http://www.vintag.es/)

'One Response to “Desempleo y todo lo demas (9): El drama del joven que busca empleo”'
  1. […] citando a Hans Rothgiesser: “no se puede decir que no hay evidencia”. De hecho, en un segundo post Hans Rothgiesser nos brinda un documento que todo joven informado debería leer antes de sacar su […]

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2017
L M X J V S D
« oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930