Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » El frio en el sur (2)

Articulo

julio 11th, 2009UncategorizedMildemonios 3 Comments

p7103927

Una cosa que a mí particularmente me incomoda de alguna gente que protesta y critica es que no brinde opciones.  Recuerdo perfectamente durante la onda de las protestas contra la dictadura de Fujimori estaba de moda, de las que la más significativa de hecho es la de los cuatro suyos, que un periodista que ahora es famosito alcanzó a una protestante que tenía un polo que decía «¡No!», le preguntó «¿no a qué?» y la chica se mandó su floro totalmente válido -aunque terriblemente repetitivo para la época- y necesario del no a la dictadura, a la corrupción, a la opresión, etc, etc.  Y el periodista le preguntó en plena marcha, «¿y sí a qué, entonces?» y ella, a pesar de que la respuesta es obvia, no supo responder.

Por eso me parecía maldita (en el buen sentido de la palabra) la iniciativa de la Tuitertón. Hasta donde tengo entendido nació de un grupo de gente que se quejaba de que el Estado no estuviese mandando la suficiente ayuda a las zonas afectadas por el intenso frío y en las cuales los casos de neumonía están creciendo. No estando contentos con la situación de las cosas, hizo lo que todo buen contestatario responsable haría: Planteó una opción. Organizaron este evento en el que reunieron a una sarta de geeks (yo entre ellos) para que colaboren en recaudar fondos para hace algo al respecto.

Yo me confieso adicto al twitter. Soy un usuario intensivo de esta herramienta. La comencé usando para el trabajo, lo que me permitió tener acceso a mucha más información a la velocidad a la que la necesito. Y después la cosa explotó y terminé coordinando salidas al cine y planeando atentados por el twitter. Por eso me pareció genial que al entrar a la tuitertón te preguntasen tu nickname y te lo pegaran en un sticker. Claro que, una de las personas con las que fui, que no es usuaria activa de twitter, se sintió desestabilizada cognitivamente por esto. Pero creo que en parte se trataba de eso, de moverle el piso a la gente.

p7103937

Hubo buena música (cuando la dejaban correr), buen trago (a precio de bar de Miraflores), celebridades (políticas y de las otras) y premios. De hecho, en un acto de oportunismo subterráneo mediático online, llevé cinco ejemplares de mi novela para rifarlos entre los presentes. Espero que a los ganadores les haya gustado. Si no les gustó, se callan la boca, por favor.

Muy buena iniciativa. Espero que en el futuro haya más ocasiones como éstas para colaborar con causas nobles y para conocer mejor a los fellow twitters. Necesariamente en ese orden de importancia.

'3 Responses to “El frio en el sur (2)”'
  1. mildemonios dice:

    Mejor que no hayas ido, entonces. Porque con la aglomeración de gente que había y el espacio cerrado, con un estornudo contagiabas de la porcina a más de la mitad de la tuitósfera peruana.

    Pero aún estás a tiempo de colaborar con alguna de las dos causas. Para ayudar a ayudar a los que pasan frío en el sur, puedes ir directamente a Caritas.

    Si por el contrario, quieres apoyar al talento nacional, puedes ir a comprar un ejemplar de mi novela en Ksa Tomada o en el Ibero de Larco.

  2. meg dice:

    Yo quería ir!!! Hasta me inscribí! Hasta quedé con alquien para ir! Pero el resfrío fue más fuerte y el maquillaje no pudo hacer nada frente a unos ojos llorosos y una cara pálida producto de la deshidratación. buuuuuuu

  3. Yog Sototh dice:

    Gracias por colaborar, Hans! Por cierto, ya estoy por terminar tu libro, lo reseñaremos en Cuarta Pared.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2019
L M X J V S D
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930