Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » La marana financiera (12): Mientras tanto en Grecia

Articulo

La marana financiera (12): Mientras tanto en Grecia

Mientras nosotros estamos aquí celebrando que nuestra selección quedó en tercer lugar (TER-CER lugar), en Grecia se llevó a cabo un referendum para decidir si aceptaban las exigencias de los acreedores de su deuda.  Esto no ha sido cubierto de manera muy objetiva que digamos por la mayoría de medios y muy pocos han explicado lo que realmente está en juego.  Así que aquí una explicación veloz y simplificada de lo que se trata.

1. Grecia le debe un montón de plata a la Unión Europea, al FMI y al Banco Central Europeo.  Éste es un primer punto importante.  Casi no le debe plata a bancos privados.  Esto quiere decir que si a Grecia le da la locura y decide no pagar nada de la inmensa deuda que tiene, va a generar un problema financiero bastante grave a sus acreedores (la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI), pero no es un problema que se vaya a contagiar mucho que digamos a bancos o entidades financieras.  En este episodio del podcast Planet Money lo explican bastante bien (es un episodio algo viejo sobre las amenazas que existen a la economía mundial… Cuando comentan la posibilidad de la deuda griega como una amenaza al mundo se explica por qué a eso no hay que tenerle mucho miedo en Estados Unidos, aunque sí es un problema grave y habrá consecuencias).

Es más, como pueden ver de la data que comparte Ricardo Lago, esta deuda es el mayor default de la historia del mundo.  Lago añade un detalle al análisis que los de Planet Money no habían considerado (porque ese podcast lo grabaron en otro contexto): Que la economía mundial en este momento se encuentra aún débil y que la negativa definitiva de Grecia a pagar su deuda será un duro golpe.  Aunque él también reconoce que la mayor parte será absorbida por organismos supranacionales y gobiernos.

2. A nadie le sorprende el resultado.  Como lo reporta medio mundo, el referendum permitió que poco más del 60% de los griegos decidan no seguir el plan que los acreedores de la deuda le estaban proponiendo (más abajo comento este plan).  Y aquí hay un detalle que es importante recalcar.  Que el primer ministro de Grecia haya convocado a este referendum es una buena trampa.  Nadie es su sano juicio va a votar por una opción que implica pagar más impuestos y recibir menos beneficios sociales.  Sería una locura.  Por eso la Constitución del Perú, por ejemplo, prohíbe explícitamente que se convoque a cualquier clase de referendum que consulte específicamente esto (y casos de Derechos Humanos, si mal no recuerdo).  De hecho, la mayoría de países con gobiernos de verdad lo impiden.  El gobierno griego hizo esta jugada para a partir de ahora seguirse negando a pagar la deuda (que para nadie es secreto que hace rato decidieron no pagarla), poniendo como excusa que fue el pueblo griego el que lo decidió y que imponerlo sería faltar a la democracia.  O algo parecido.

De hecho, lo que el primer ministro dijo en su mensaje al saberse el resultado del referendum fue que «la democracia no puede ser chantajeada».

3. No hay forma de que el gobierno griego pueda seguir funcionando como está.  En Twitter me decían que todo este escándalo es porque el gobierno griego actual es de izquierda y que a gobiernos griegos de derecha no le hacían problemas como éste.  Hay que estar ligeramente desinformado para andar diciendo esto.  El caso es que Grecia se ha ido endeudando de a pocos hasta llegar a niveles preocupantes.  Y como bien se repite en algunos medios especializados, el dinero levantado con esa deuda no se ha usado para instalar industrias que luego generen dinero o para infraestructura que reduzca los costos de producir en el país.  Se ha usado mayormente para financiar beneficios sociales en Grecia que son excesivos.  Algo similar (pero no igual) a lo que pasó en España.  Algunos incluso lo comparan a lo que pasó en el Perú en los ochentas, cuando el gobierno de otro presidente que tuvimos que también se llamaba Alan García se financió con deuda para mantener beneficios a la población que un país como el Perú en ese entonces no podía pagar (por ejemplo, mantener artificialmente el precio de la gasolina bajo), una situación que llevó al país al borde del abismo y que solamente se pudo salvar con el fujishock.  Y no, esto no quiere decir que sea defensor de Fujimori, por si acaso.  Si no lo hacía él, lo habría hecho Mario Vargas Llosa, ¿recuerdan?

Sí, pues. Para arreglar la economía en ese entonces hacía falta esa medida. Supéralo.

4. El plan de los acreedores no es una locura.  Hay que entender una cosa: A Grecia no es la primera vez que se le busca salvarla dándole más plata.  Esto ya ha pasado antes.  No obstante, como varios advierten, no tiene ningún sentido seguir tirando plata a un sistema que no está funcionando.  Es decir, no es razonable seguirles prestando dinero si no aceptan hacer algunas reformas.  Este cambio de mejores condiciones para el pago de su deuda a cambio de que apliquen reformas no es una fórmula nunca antes vista.  De hecho, es lo que se pidió al Perú en los noventas.  Es lo que se aplicó en España hace unos años (y de hecho, por eso varios medios españoles apoyan como locos la rebeldía de Grecia: Porque ellos están haciendo lo que en España no pudieron).

Es más, si se detienen un momento a pensarlo antes de encender su cocktail molotov es lo más lógico.  Piensen: ¿Le sigo prestando dinero a este país que tiene sus finanzas hechas un desorden y que está usando estos recursos en algo que claramente no está dando resultado? ¿O mejor le ayudo a pagar su deuda, acompañándolo mientras tanto a que reordene su economía? Al patear el tablero Grecia está planteando que puede salir de este embrollo solo, sin ayuda de nadie, lo cual no suena muy razonable.  Como ya dije, su deuda es el default más grande de la historia del mundo.  Pero, además, su producción actualmente está en caída libre.

A continuación vean este gráfico que he tomado de este blog (con la fuente de la data ahí especificada).  La línea que se cae y se cae es la producción de Grecia.  Me parece pertinente ponerlo en comparación a los demás, para que vean que no se trata de un fenómeno mundial, como me dicen mis amigos de izquierda.  Es un fenómeno puntual de este país que no quiere jugar con las reglas de la economía mundial, con las consecuencias que ya se podían predecir desde el comienzo.

De hecho, vean cómo España remonta, mientras que Grecia continúa cayendo.

Así que váyanse preparando, muchachos, que éste va a ser un episodio a ser estudiado por universitarios de la facultad de economía por años de años de años.  Algo así como la hiperinflación del Perú es tomada por jóvenes en Europa como caso de estudio.

(Dibujito de arriba: http://www.anniewuart.com/)

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
abril 2020
L M X J V S D
« Mar    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930