Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Marxismo en Star Trek

Articulo

Marxismo en Star Trek

Colgándome del oportunismo que genera el estreno de la precuela de Star Trek, aprovecharé para comentar algo que hace tiempo me había llamado la atención del universo trekie.  Tiene que ver con lo que estudian los personajes en las series y en las películas.

Todos sabemos (o deberíamos saber, sin importar nuestra religión, género u origen étnico) que todos los miembros de las tripulaciones de las distintas naves que se ven en las series de Star Trek y en las películas han pasado por la Academia de Starfleet, la cual casualmente queda en la Tierra. No obstante, ¿qué hay del resto de la población humana?

Primero, ¿vale la pena estudiar algo en ese universo? Tengamos en cuenta que estamos hablando de un mundo en el que existe la tecnología de replicador. Es decir, si quieres el combo 1, se lo dices a una maquinita del tamaño de un microondas y zas, te arroja tus papitas fritas con su hamburguesa y su Coca-Cola. Y seguramente que te atiende con un trato humano superior al de los pobres diablos que atienden en un KFC promedio hoy en día. Miserables, siempre confunden mi orden.

Es decir, en Star Trek lo único que hay que hacer es apropiarse de un replicador como se pueda. Robarlo, si hace falta. O si tienes un vecino que tenga uno, te lo prestas cinco minutos y le pides a su replicador que replique un replicador. Y te regresas a tu casa con tu replicador bajo el brazo.

Así que se podría asumir que si alguien estudia algo en el universo trekkie es realmente porque quiere desarrollarse en ese campo. No porque hay alta demanda laboral en esa actividad y hay que pensar en el futuro. O porque el papá se preocupa de que no vaya a conseguir dinero por bruto y se va a morir de hambre. Esas opciones desaparecen por la presencia del replicador.

En un mundo como ése, según los creadores de la serie original, la gente es relativamente responsable en lo que estudia. ¿Es ése, entonces, el paraíso que nos promete Marx cuando habla de la utopía a la que debería apuntar el desarrollo de las sociedades? Marx en El Capital (parafraseando, no recuerdo las palabras precisas) habla de un estado final de la sociedad humana en el que ya cada quien se dedicará a lo que realmente quiere y no a lo que necesita para sobrevivir. Con el replicador se asegura esa situación.

En un mundo como ése, además, no valdría la pena estudiar economía, dado que ésta es la ciencia que estudia la escasez. Con el replicador a la mano, ya no hay escasez de nada. Claro que si estudiar economía hoy en día sirve de algo también sería sujeto de discusión. Pero de eso hablemos otro día.

A menos, claro, que los costos de funcionamiento del replicador sean demasiado altos. O que su manejo sea tan complicado que requiera de un operador especializado, el cual de hecho cobraría caro por sus servicios.

'3 Responses to “Marxismo en Star Trek”'
  1. Panina dice:

    ¿No sabías que la principal función de los economistas hoy en día es hacer quedar bien a los metereólogos?

  2. DarkClaw dice:

    a ver, primero que nada amigo demonio 0007 (es un decir, nunca sé con cual de los mil estoy hablando) solo debes entrar a ver los datos en tu propia pagina: http://mildemonios.lamula.pe/wp-admin/ y revisar esto:
    Espacio total disponible
    Espacio de carga utilizado
    y si el primer dato es mayor que el segundo en una cantidad nada desdeñable, puedes entonces proceder con mi post sobre inserción de imágenes:http://darkclaw.lamula.pe/2009/05/12/bloggear-lamulape-02bloggear-lamulape-02

    y siguiendo con tu interpretación del replicador, pues déjame decirte que estás equivocado, todo Trekker que se respete, sabe que un replicador en Star Trek tiene limitaciones y que además como postula la frase «la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma»

    (frase en la cual se basó el fallecido Drew Hayes al describir en su cómic de culto «Poison Elves» que si un genio -un Djinn- es capaz de otorgar tres deseos, éstos no salen de la manga sino de quitarle esos bienes a quienes por derecho propio lo poseen)

    es decir que el replicador requiere en principio la cantidad de energía suficiente para transformar tu deseo y además conocer al detalle cómo obtener el elemento apreciado, por ende quitarle al venico su replicador para replicarse uno propio no le servirá de nada al mortal nuevo feliz dueño si no tiene el dienro necesario para adquirir la energía equivalente y echarlo a andar

    en definitiva con la crisis energética que hoy nos abruma está visto que Marx puede irse bien al tacho.

    he dicho

  3. Claro, habrían algunas cosas que ya estarían cubiertas por el replicador. Pero de hecho, lo que apuntas al final, abre todo un campo de conflicto: ¿Cuánto costaría un replicador? ¿Un replicador puede fabricar otros replicadores o hay componentes especiales allí que no se pueden replicar?

    Siguiendo la idea que hay componentes «irreplicables», habría también una búsqueda por los mismos, conflictos y guerras por dichos componentes… Escacez, por ende, economía.

    Ojo, Marx planteaba (desde mi propia lectura), que en esa sociedad futura, muchas de las relaciones sociales de producción quedarían abolidas, apareciendo nuevas, que no podrían ser vislumbradas desde el actual estadío histórico (así como en la sociedad feudal no podría haberse vislumbrado la sociedad capitalista).

    Saludos

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
julio 2020
L M X J V S D
« May    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031