Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Acerca de la protesta en la selva (3)

Articulo

junio 8th, 2009UncategorizedMildemonios 0 Comments

june05-40

Todo el mundo está dando vueltas apoyando a la protesta en la Amazonía o hablando pestes del Gobierno o de Alan o llamando a la cordura y etc, etc. Pero me pregunto cuántos de ellos han leído efectivamente la Ley Forestal y de Fauna Silvestre que tanto escándalo ha traído. Es obvio que la población que se encuentra protestando no tiene ni idea de lo que contiene. Pero mucho me temo que ni los congresistas que en Lima se encuentran haciendo vivas, ni los dudosos líderes que no pudieron ser elegidos democráticamente y tienen que hacer escándalo para darle base a su pobre liderazgo lo hayan hecho. En todo caso, para el lector responsable, aquí el link para que lo vean: Decreto Legislativo 1090.

No olvidemos que hacía décadas que el sector forestal en el Perú no tenía marco legal. Pero no, mi intención no es justificar las atrocidades de Bagua a través de la defensa de una norma que a mi parecer hacía todo lo contrario a lo que la han tildado. Divide a las tierras en los bosques según categorías y se premia a las comunidades nativas con un reglamento que les facilita el que nunca nadie en toda la eternidad se las quite sin su consentimiento. Aunque llore Pizango desde Bolivia, a eso apuntaba esta norma. Si lo lograba o no, eso es otra cosa. Y de hecho, para que sea más efectiva es que se abrieron las mesas de diálogo en pleno conflicto, opción que Pizango decidió no tomar.

Pero más allá de eso y con respecto justamente a esto último. Partamos del conciliador supuesto de que esta vergüenza es culpa de ambos bandos. Por el lado del Estado por no ser oportuno y en fin, todo lo que se le echa a ese zombie que tenemos por primer minsitro, como lo llamó el Utero de Marita. Pero por el lado de los nativos, me queda una grandísima duda: ¿con quién cuernos se negocia ahora?

cervando-puerta-alberto-pizango-servindi

Ése creo que es el gran crimen de Pizango. El AIDESEP ya no es una institución que esté en posición de negociar nada. Ha perdido completamente su base. Pizango dijo el miércoles que si el Congreso no derogaba su bendita norma 1090, no importaba, porque los nativos se replegarían y buscarían otra forma de obtener sus objetivos. Sin embargo, los nativos en pie de lucha lo mandaron bien lejos, porque lejos de replegarse, se pusieron más agresivos. Después de eso es que Pizango se ha mandado con su rollo resentido de me quieren apresar, me voy, nadie me quiere.

¿Y ahora? Han nombrado a otro señor como mandamás del AIDESEP. Pero a ver quién le cree. En ambos lados. Su palabra no vale mucho que digamos. Así que ahora el pobre diablo del Estado que tenga que llevar a cabo la promesa de dialogar con los protestantes va a tener que ir prácticamente puerta por puerta.

Esto nos deja dos lecciones. Primero, que antes del conflicto y del diálogo mismo, los peruanos debimos habernos preocupado para que las comunidades nativas en el Perú tuviesen una mejor representación. Claro, cualquiera diría que para eso están los presidentes regionales de esas zonas. Pero semejantes cobardes, sabe dios en dónde están. Ni uno ha salido a asumir parte de su culpa. Igual con los dos congresistas elegidos por la Amazonía. Par de inútiles. Felicitaciones por ellos. Ni sé de qué partido son. Ni me interesa, al final de cuentas.

Segundo, por más chévere que sea una norma, tiene que pasar por consulta. Eso de que la Ley Forestal y de Fauna Silvestre es un compromiso para que el TLC con Estados Unidos entre en vigencia es cierto. Y en fin, eso es otro tema. Aunque claro, con nuestro congresistas tan versados, lo más probable es que la Ley del Mínimo Esfuerzo se hubiese aprobado antes.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
noviembre 2019
L M X J V S D
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930