Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » Como si el 2010 no fuese electoral (3)

Articulo

enero 4th, 2010empresas públicas, UncategorizedMildemonios 2 Comments

035-panamericana-lugar-c-grifo-y-bandera-alemana

La gasolina va a subir de nuevo.  Y antes de que comiencen a prender sus antorchas y enrumbar hacia la casa de quien sea que le van a echar la culpa de ello esta vez, hay que considerar dos detallitos que creo que son poco conocidos.

Primero, que la gasolina en realidad debería subir más, pero gracias al Fondo de Estabilización del Precio de los Combustibles (FEPC) no lo hace.  Este FEPC se creó para tratar de que las fluctuaciones del precio de la gasolina no haga daño.  Después de todo, cuando sube el precio de la gasolina, afecta a TODA la economía.  No hay sector de un país que no se vea perjudicado.  Y como luchar contra las tendencias mundiales de los precios no tiene sentido -el colapso fiscal peruano del periodo militar es un ejemplo de ello- por lo menos se puede hacer un esfuerzo para que las variaciones de los precios no sean bruscos.

O sea, el FEPC no fue creado para frenar la subida del precio de la gasolina.  Eso es inevitable, por duro que suene.  Fue creado para que la subida del precio no sea tan de golpe.  El problema es cuando ese ajuste se demora.  O sea, cuando el precio debería seguir subiendo y nuestros ancianos sabios demoran el ajuste por razones políticas.  Porque claro, ¿a quién no le gusta pagar menos de lo que debería por lo que paga? Y encima en un año electoral en el que a nuestras autoridades les encanta darnos estas gracias.

Pero como lo grafica este comentario del IPE, el FEPC es una bomba de tiempo.  Porque en la medida en la que se atrasa el ajuste, el Estado es el que tiene que pagar la diferencia.  Y el fondo que se separó para eso tiene un límite.  Y conforme se demora el ajuste, nos acercamos más y más a ese límite.  Entonces se tendrá que dejar ir de golpe el precio y el ajuste será brutal.  Algo así como un fuji-shock, pero sólo del precio del combustible.

Eso es una cosa.  La otra es que el combustible contamina.  Y contamina fuerte.  Así que de la misma manera como nos encanta rajar de Estados Unidos por boicotear los acuerdos mundiales ambientales y de las empresas industriales que se bajan árboles en la selva… nosotros tenemos que cumplir con nuestra parte y pagar más por la gasolina que más contamina.  O sea, las gasolinas más refinadas -que contaminan menos- deberían ser promovidas con un precio menor y las que contaminan más -diesel, por ejemplo- deberían costar cada vez más.  Porque el que la compra no incorpora a su proceso de decisión que le está causando un problema a la sociedad presente y futura.

El problema es que en el Perú este proceso se ha ido demorando.  Se suponía que para el 2012 habría una estructura de Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) que promovería eso.  Pero se ha ido atrasando porque eso implica que el público en general pague más por la gasolina. Y a ningún político le interesa hacer lo correcto en aras del medio ambiente.  Ni de nuestra salud.

En este documento del defunto CONAM podrán ver cláramente este asunto.  El diesel cuesta en el Perú relativamente poco en comparación a otros países… mientras que al mismo tiempo nuestro diesel es el que contiene más azufre en comparación al de los demás países de la región.  A pesar de eso, nuestro diesel pagaba menos ISC que la gasolina de 97.  Claro, el argumento es el conocido “la gasolina 97 es de los ricos, el diesel es el de los pobres”.  Pero a ver, sostenten ese argumento lo más que puedan, mientras aguantan la respiración.  Porque la calidad de aire de Lima no es que esté mejorando.  Como lo repasa este artículo de Punto de Equilibrio, el 80% del aire contaminado es generado por el parque automotor, el 20% de la población afectada por la contaminación del aire sufre de dolor de cabeza, el 25% sufre de desmayos, vómitos y mareos.

Recuerden eso cuando en los discursos que se nos vienen por la campaña algún desubicado ponga como propuesta de gobierno bajar artificialmente los precios de los combustibles.

'2 Responses to “Como si el 2010 no fuese electoral (3)”'
  1. […] de los Combustibles, con lo cual una empresa se llena de plata con los recursos del Estado que utiliza nuestros impuestos para mantener una situación ficticia de precios bajos del petróleo.  Ellos felices.  Con el cuento de proteger a los peruanos más pobres terminamos llenando los […]

  2. […] en los últimos años, así que ya todos nos sabemos la historia.  Hace unos días se anunció que subiría el precio de la gasolina.  El incremento del precio internacional del combustible ya no puede seguir siendo compensado con […]

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
septiembre 2020
L M X J V S D
« Ago    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930