Economía de los Mil Demonios » Blog Archive » El 2015 resulto electoral (5): Maquillando a la Gran Transformacion

Articulo

El 2015 resulto electoral (5): Maquillando a la Gran Transformacion

La semana pasada fue el lanzamiento oficial de la pre candidatura de Verónika Mendoza.  Y así como me parece positivo para las elecciones que no se bajen a Alan, porque eso le da más color al debate, y así como me da pena que Keiko se sabotee ella misma su campaña pisando el palito que PPK le pone (ay, amiga Keiko, ¿qué nadie te ha enseñado que el que va primero en las encuestas no debe caer en la tentación de pelearse con el que va tercero? ¿Ves lo importante que es tener un jefe de campaña que sea comunicador político profesional y no un improvisado? Cualquiera diría que habrías aprendido la lección de las elecciones anteriores), también me parece positivo que por fin entre a la carrera un candidato de izquierda.  Aunque sea uno con tan baja intención de voto.

No obstante, no creo que Verónika Mendoza sea ese candidato de izquierda que habría querido que entre a la carrera.  Primero, me parece demasiado joven (¿se acuerdan la última vez que un candidato de esa edad postuló y ganó las elecciones? ¿No? Aquí abajo les pongo una foto para que mediten al respecto) y me parece que no tiene la experiencia necesaria para ser presidente.  Presidente as in el cargo más relevante de este soberano país.

Alan García tenía 36 años cuando asumió la presidencia. O sea, un año más de la edad que tendría Verónika Mendoza si ganara las elecciones. Y también tenía la experiencia de haber estado en el Congreso. Pero no era el loco descontrolado que a veces te pinta la prensa. Él tenía un partido que lo controlaba en cierta medida.  Verónika Mendoza, en cambio, pues… O sea…

Pero hay otro detalle que me da más pena: Cómo de inmediato se ha convertido en un político tradicional más.  Más allá del videíto de lanzamiento que colgó y en el que habla quechua (que me parece que tiene varias problemas de presentación), lo que más me sorprendió fue la entrevista que le dio a Juan Carlos Tafur en Radio exitosa.  La han subido completa a su canal de Youtube.

Aquí se los incrusto.  Son poco más de 30 minutos, pero incluye propagandas y noticias y más propagandas.

Si escuchan la entrevista entera, notarán que en varios momentos Verónika Mendoza niega que el documento de la Gran Transformación contenga elementos que Juan Tafur le comenta que haya tenido.  En el minuto 10:00 directamente dice que sigue fiel a la Gran Transformación, lo cual debería hacer que muchos electores corran a las colinas.  No obstante, curiosamente ella redefine lo que es la Gran Transformación.  Ella dice que se trataba de “modernizar el Estado … y ponerlo al servicio del ciudadano” y que “iban a poner reglas claras para los inversionistas” y otros varios asuntos con los que nadie en su sano juicio discutiría.  El problema, claro, es que la Gran Transformación no era eso solamente.  Todo lo que ella menciona venía acompañado de otras joyitas, que ahora niega directamente.

Por ejemplo, alrededor del minuto 14:30, Juan Tafur le comenta que en la Gran Transformación se planteaba el retorno a las manos del Estado de empresas consideradas estratégicas.  Verónika Mendoza responde que eso es una confusión y que es producto de una satanización de la propuesta.  Que lo que se planteaba era un Estado fuerte, eficiente, etc, pero no un retorno al Estado de empresas estratégicas.  Lamentablemente la precandidata Verónila Mendoza está desinformada.

El documento original de la Gran Transformación está disponible en la página web de la Presidencia de la República.  Y Verónika Mendoza va a tener difícil convencer a los que le dan un vistazo, porque basta ver el índice.  El sub capítulo 4.1 se llama “La nacionalización de las actividades estratégicas”.

Con respecto a la crisis financiera mundial comenta a modo de conclusión:

En medio de la amenaza del desastre total, surge alguien en quien nos fiamos todos, alguien en quien todos depositamos la confianza, alguien a quien recurrimos para salvar todos nuestros activos: El Estado. Es el Estado y no el mercado, lo público y no lo privado, quien en esta crisis concita las esperanzas de todos.

Bajo el específico subtítulo de “Empresas estatales estratégicas”, dicen lo siguiente:

El neoliberalismo aplicado en el Perú privatiza y monopoliza la economía y los recursos naturales, al privatizar las empresas públicas estratégicas, con lo cual acentúa la desnacionalización de las actividades estratégicas del Perú.

Y aquí otra joyita, que a estas alturas puede sonar repetitivo para el lector no entrenado (y para el entrenado también):

Este gobierno, en su continuismo neoliberal, ha impuesto un ilegal marco normativo de privatización desnacionalizadora (sic). Anula las potestades de políticas públicas, de soberanía, de las empresas estatales reduciéndolas a sociedades mercantiles para saquearlas y privatizarlas.

Hasta aquí es solo la exposición de la situación que consideran que hay que arreglar.  Por más incorrecta que sea, hasta ahora no han dicho que vayan a estatizar nada.  Eso viene ahora:

Recuperar la soberanía sobre los recursos naturales. Es necesario cambiar la Constitución de 1993 para devolver al Estado peruano la libre disponibilidad de sus recursos en beneficio de todos los peruanos, construyendo la infraestructura correspondiente a este fin y fortaleciendo a las empresas estratégicas del Estado para que sean eficientes y competitivas.

El punto curioso es que según la Constitución actual, los recursos naturales a los que se refiere el texto son del Estado y técnicamente se da permiso a empresas privadas para que éstas los exploten, a cambio de lo cual hay una compensación.  Si se habla de devolver “libre disponibilidad” de sus recursos al Estado, es lógicamente quitarle el permiso de explotación o de exploración o de cualquier otra variación a las empresas que se encuentren en actividad actualmente.

En distintas partes del plan se dice concretamente que no se planea estatizar, pero cuando se va a los detalles de lo que se planea hacer es básicamente quitarle al sector privado permisos o procesos que ya están en marcha, para que estos estén en manos del Estado a través de Petroperú o de algún otro medio.  Lo siento, pero eso es estatizar, aún si se retribuyera adecuadamente a las empresas en cuestión.

Pero aquí la parte más trágica.

Verónika Mendoza dice que el Perú ya está harto de los políticos tradicionales y de las mentiras y de las verdades a medias.  Y miren lo que está haciendo aquí.  Precisamente eso. ¿Insistes en la Gran Transformación? Pues, lo siento, congresista Mendoza, pero en ese plan sí se habla de estatizar, aún cuando textualmente se maquille el asunto diciendo que no se hará.

Y aquí se inicia el ciclo nuevamente.  Los mismos que le reventaron cohetes a Ollanta Humala y que se burlaban de los que criticábamos la Gran Transformación se ponen en línea.  Igualito.  No hemos aprendido nada.  Y después lo negarán por otro plan, al cual seguramente le pondrán de nuevo otra vez la Hoja de Ruta.  Porque nos encanta que nos metan cuentos tanto, que puede ser exactamente el mismo cuento cada cinco años y caeremos igualito.  Y así otra vez y otra vez hasta el infinito.

(Dibujito de arriba: http://tanxxx.free-h.fr/bloug/)

 

'One Response to “El 2015 resulto electoral (5): Maquillando a la Gran Transformacion”'
  1. Leonel dice:

    Eso de que caeremos igualito, creyéndonos el mismo cuento, da la impresión de ser la crítica a los dos últimos gobiernos, por parte de alguien que efectivamente quiere la estatización de las empresas estratégicas; sin embargo el resto del artículo, claramente te define como partidario del libre mercado sin intervención estatal.

Leave a Reply

Popular
Buscador de artículos
Archivo de artículos
agosto 2020
L M X J V S D
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31